domingo, 17 de enero de 2016

¿Hay suficiente personal en Urgencias?

Los continuos episodios de saturación, sobre todo, en el hospital Miguel Servet, cuestionan la actual dotación en el servicio Los trabajadores piden refuerzos, pero, sobre todo, organización

 ¿Hay suficiente personal en Urgencias? -

Los continuos y constantes episodios de saturación en los servicios de Urgencias hospitalarias --principalmente en el Miguel Servet y en el Royo Villanova-- han reabierto el debate acerca de la necesidad de reforzar la dotación de personal sanitario de estos centros. La demanda procede, principalmente, del colectivo de enfermería, mientras que otras voces defienden no tanto un incremento en las contrataciones como una mejor distribución, organización y gestión de los recursos existentes.

Pero ¿cuántos profesionales trabajan en Urgencias? El servicio cuenta con tres colectivos: facultativos, enfermeros y personal no sanitario. Un coordinador es el encargado de ordenar las tareas, principalmente de los médicos. Además, enfermería cuenta con varias supervisoras y el personal no sanitario es coordinado por encargados de los diferentes turnos.

Áreas
Urgencias del Servet cuenta con varias áreas en función del tipo de pacientes: vitales, boxes del hospital General, Traumatología, ambulantes y observación, donde se sitúan las tres salas (una para hombres, otra para mujeres y una tercera mixta) y el personal se organiza en tres turnos --el matinal (de 8 a 15 horas), el vespertino (de 15 a 22 horas) y el nocturno ( de 22 a 8).

En el primero de ellos trabajan siempre los médicos fijos, es decir, propietarios de plaza, que a veces prolongan la jornada con guardias de 17 horas más que decide el coordinador de Urgencias. En este turno matinal debe haber un mínimo de dos médicos en vitales, uno en cada sala, dos en el área de ambulantes, tres en Trauma y seis en boxes.

Sustituciones

"El problema es que, en Navidad por ejemplo, no se sustituyen las fiestas, es decir, tal y como sucede en los centros de Primaria, si un médico se coge fiesta porque su mujer enferma o tiene un curso, no se ocupa su plaza, por lo que el trabajo se acumula. Y, si los que se ausentan son dos, peor todavía", indicó a este diario un trabajador del servicio. Enfermeros, auxiliares y personal no sanitario, como los celadores, (todos ellos sin guardias y distribuidos en los tres turnos) completan la dotación por la mañana.

Malestar en enfermería
En enfermería se llevó a cabo recientemente una redistribución que incluyó el traslado de personal que cubría consulta ambulatoria y Trauma para cubrir la zona de pasillo, que pasó a quedar fijado como un área más a cubrir todos los días sin una mayor dotación de personal. La medida no fue bien acogida por los profesionales.

Tarde

A las 15 00 horas accede el turno de la tarde, en el que trabaja personal facultativo adjunto contratado y residentes, además de los fijos que tienen guardia. "Son los que deben asumir el exceso que llega de la mañana", dice un sanitario. En este turno tiene que haber al menos cinco facultativos en el área de boxes (uno por cada equipo) y otros para supervisar a los residentes (MIR). Además, un adjunto más en Trauma y otro en ambulatoria y debe haber uno en cada sala de observación durante todo el día.

En cuanto a los residentes suele haber tres en Trauma, seis en boxes, alguno en vitales y dos o tres en ambulantes. Por la mañana no trabaja este colectivo, ya que están en su servicio (centros de salud, cirugía, oncología..).

En enfermería, este problemático turno está cubierto por un profesional en cada equipo, aunque el colectivo advierte que muchos de ellos solicitan el traslado a otros servicios más cómodos. "Lo que esto provoca es que se estén sustituyendo enfermeros expertos por recién salidos que, aunque lo hacen bastante bien, no llegan a todo", sostienen fuentes del sector. Así, hay tres en los boxes, dos en vitales, otros tantos en el triaje, uno en ambulantes, tres en Trauma y uno o dos en cada sala de observación en función del número de pacientes. El problema son los pasillos, donde la acumulación de pacientes puede propiciar que el supervisor recurra al denominado retén de correturnos, que supone reclamar a un profesional de planta para que baje a Urgencias. En todo caso, este colectivo viene reclamando una mayor dotación. "Apenas quedan unos pocos fijos. El resto se ha ido a otros servicios", dice uno de ellos. En total, enfermería cuenta con 20 efectivos en el turno de mañana, 22 por la tarde y 16 de noche.

Noche

Por la noche no se incorpora nadie más allá de los médicos y residentes que entran de guardia y los fines de semana la dotación no cambia. "Es siempre igual, da igual un domingo que un lunes después de puente de Navidad o un 15 de agosto que un 4 de enero. No hay cambios ni cuando se prevé caos. Lo único que se refuerza y sobre la marcha es enfermería", dicen los profesionales, que denuncian un.problema "de organización y previsión". Sin embargo, no es el principal. "Lo peor es que viene demasiada gente, mucha de ella desinformada", sostienen desde Urgencias, donde recuerdan que el coste medio de una atención en este servicio ronda los 130 euros.

Redistribución necesaria

"Haría falta una mejor redistribución de recursos porque, aunque los hay, están mal organizados. Por la mañana se hace con lo justo, teniendo en cuenta que no se sustituyen ausencias y eso hace que al mediodía se deba cubrir un número exagerado de urgencias que les quedan pendientes. Si hubiera un equipo a caballo entre el turno de mañana y el de tarde encargado de absorber a estos pacientes, todo mejoraría porque ahora hay un par de horas que no los ve nadie, ni el turno de mañana ni el de tarde, y eso provoca que se acumulen demoras innecesarias. Así, por la mañana se va con lo justo y los de la tarde se comen el marrón", esgrime otro médico de Urgencias.

El caso es que a los médicos con plaza en propiedad no se les puede pedir que trabajen por la tarde. La plantilla del turno de mañana es rígida en función de la antigüedad y otros aspectos y es ahí donde reside uno de los posibles cambios que, según algunos sectores, se podría acometer. "A cambio de nada, estos médicos no van a trabajar por la tarde, pero todo pasaría por ofrecer una retribución o días de fiesta, pero no ha habido ningún diálogo en este sentido en cuatro años", indicó otro sanitario, que, además, denuncia problemas con el material. "Está obsoleto. Las impresoras no imprimen y varios ordenadores no funcionan bien. Las mesas cojean y hay sillas rotas, pero ni la gerencia ni el coordinador dan solución".

Royo Villanova

En el Royo Villanova, todos los días --incluidos festivos-- hay 8 enfermeras trabajando en Urgencias, tanto en el turno de mañana como de noche. De ellas, dos están destinadas a la parte de observación, otras dos en el punto de triaje --el proceso de recepción, acogida del paciente y ordenación del trabajo asistencial para dar una respuesta a la demanda-- y cuatro enboxes.

La situación cambia el fin de semana, cuando de 8 enfermeras en Urgencias se pasa a un equipo de 5 profesionales (dos en observación y tres en boxes). "Además de que se reduce la plantilla, hay que tener en cuenta que si hay reboxes --pacientes que quedan en boxes por la falta de espacio en planta y en las salas de observación--, para cada 9 pacientes en esta situación se quita a una enfermera para dedicarse a ellos", señalaron fuentes del personal.

Auxiliares

En cuanto a los auxiliares de enfermería, tanto en el turno de mañana como en el de tarde hay 4 en boxes y dos en la sala de observación. De noche hay tres en boxes y dos en observación, mientras que los fines de semana y festivos, dos en cada zona.

Los sanitarios de las Urgencias del Royo también denuncian que, pese a atender a la misma población que el hospital Clínico, "no se respeta" el número necesario de profesionales. "Tenemos el mismo sistema de valoración y clasificación de pacientes y es indignante que mientras tanto en el Clínico como en el Servet hay, por equipo, una enfermera y un auxiliar, aquí habitualmente hay solo tres auxiliares en boxes por las tardes para todo", señalaron

La situación de los auxiliares, según dicen, "empeora" los sábados y festivos. "Pasamos de tres a ser únicamente dos para el mismo número de enfermeras y, generalmente, más pacientes, porque en los últimos fines de semana hay mucha demanda. Mientras han aumentado en plantilla médicos y enfermeros, los auxiliares se mantienen", señalaron.

Fuente:  elperiodicodearagon.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario