miércoles, 24 de febrero de 2016

El Plan B llama a una “rebelión democrática” en Europa y convoca una gran movilización el 28 de mayo

 En una Declaración publicada tras las jornadas Plan B en Madrid del pasado fin de semana, hacen una llamada a "la desobediencia civil frente a las instituciones europeas, sus reglas tóxicas, políticas, tratados o cualquier de sus dictados antidemocráticos”. Remunicipalización y socialización de los sectores energéticos, reparto del trabajo y la riqueza, auditoría e impago de la deuda ilegítima o la apertura de canales legales para acoger a los refugiados, son algunas de las propuestas políticas debatidas en la conferencia 

 El Plan B llama a una “rebelión democrática” en Europa y convoca una gran movilización el 28 de mayo

Miles de personas de toda Europa (3.000 entre el viernes y sábado y más de 2.500 en el acto de cierre abierto este domingo) se reunieron el pasado fin de semana en una gran conferencia europea en Madrid contra la austeridad y por una Europa democrática. Tras el proceso de debate de los diferentes ejes políticos desarrollados en las jornadas (deuda, feminismo, derechos laborales y sociales, ecologismo, moneda y gobernanza, migración y comercio) el Plan B emite este miércoles el llamamiento ‘Para una Rebelión Democrática en Europa’, junto con los análisis y propuestas de cada eje político.
“Desde el inicio de la crisis económica mundial, un movimiento ha surgido en Europa”, comienza la declaración, “un movimiento por una democracia real, por la participación y el derecho de las
personas a decidir por ellas mismas y a que sus demandas y soberanía sean respetadas y reflejadas en la toma de decisiones”. Este movimiento internacional establece como su prioridad la defensa de “los derechos humanos, civiles, políticos, económicos, sociales, culturales y democráticos en el corazón del proyecto europeo”.
El Plan B acusa a las instituciones de la actual Unión Europea y a su “naturaleza profundamente antidemocrática” de ser garantía y reflejo de “su actual propósito: servir a los intereses del sector empresarial y financiero y a las diversas élites, constituidas en oligarquías. oscuridad y la opacidad”. Ante estas políticas, “este Plan A, de austeridad, europeo”, cuyo modelo es “el del desempleo masivo y la precariedad, generando pobreza y aumentando las desigualdades, enfrentando a los trabajadores entre ellos, perpetuando la violencia contra las mujeres, destrozando el medio ambiente y desmantelando el tejido social”, la declaración llama a “la desobediencia civil a las frente a las instituciones europeas, sus reglas tóxicas, políticas, tratados o cualquier de sus dictados antidemocráticos, al igual que a la reinterpretación arbitraria que hacen las élites gobernantes”.
La remunicipalización y socialización de sectores claves como el energético, la soberanía de las mujeres sobre sus cuerpos, la redistribución del trabajo y la riqueza, la realización de auditorías ciudadanas de la deuda y políticas públicas, el control de las corporaciones transnacionales, acabar con el militarismo, la apertura de canales legales para acoger a los refugiados y refugiadas, son algunas de las propuestas políticas consensuadas en los diferentes ejes políticos que cristalizan en una agenda de movilizaciones conjunta que concentra todas las luchas en el 28 de mayo, en una “gran movilización europea”.
“El mantenimiento de este modelo económico depende de un constante y creciente saqueo y nuestra respuesta debe pasar necesariamente por la apertura de procesos constituyentes nacionales y europeos”, continúa el texto. En este sentido, exponen que la Conferencia de Madrid ha sido “un paso adelante en la unión de diferentes movimientos y en la elaboración de propuestas para luchar por la democracia en Europa”.
Por último, invitan a “leer, difundir y debatir” las conclusiones de los diferentes ejes abordados y a ser tratados en otras conferencias que se organizan en torno a Europa. “Los pueblos europeos saben cómo rebelarse contra la tiranía”, termina la declaración.

Miles de personas de toda Europa (3.000 entre el viernes y sábado y más de 2.500 en el acto de cierre abierto este domingo) se reunieron el pasado fin de semana en una gran conferencia europea en Madrid contra la austeridad y por una Europa democrática. Tras el proceso de debate de los diferentes ejes políticos desarrollados en las jornadas (deuda, feminismo, derechos laborales y sociales, ecologismo, moneda y gobernanza, migración y comercio) el Plan B emite este miércoles el llamamiento ‘Para una Rebelión Democrática en Europa’, junto con los análisis y propuestas de cada eje político.
“Desde el inicio de la crisis económica mundial, un movimiento ha surgido en Europa”, comienza la declaración, “un movimiento por una democracia real, por la participación y el derecho de las personas a decidir por ellas mismas y a que sus demandas y soberanía sean respetadas y reflejadas en la toma de decisiones”. Este movimiento internacional establece como su prioridad la defensa de “los derechos humanos, civiles, políticos, económicos, sociales, culturales y democráticos en el corazón del proyecto europeo”.
El Plan B acusa a las instituciones de la actual Unión Europea y a su “naturaleza profundamente antidemocrática” de ser garantía y reflejo de “su actual propósito: servir a los intereses del sector empresarial y financiero y a las diversas élites, constituidas en oligarquías. oscuridad y la opacidad”. Ante estas políticas, “este Plan A, de austeridad, europeo”, cuyo modelo es “el del desempleo masivo y la precariedad, generando pobreza y aumentando las desigualdades, enfrentando a los trabajadores entre ellos, perpetuando la violencia contra las mujeres, destrozando el medio ambiente y desmantelando el tejido social”, la declaración llama a “la desobediencia civil a las frente a las instituciones europeas, sus reglas tóxicas, políticas, tratados o cualquier de sus dictados antidemocráticos, al igual que a la reinterpretación arbitraria que hacen las élites gobernantes”.
La remunicipalización y socialización de sectores claves como el energético, la soberanía de las mujeres sobre sus cuerpos, la redistribución del trabajo y la riqueza, la realización de auditorías ciudadanas de la deuda y políticas públicas, el control de las corporaciones transnacionales, acabar con el militarismo, la apertura de canales legales para acoger a los refugiados y refugiadas, son algunas de las propuestas políticas consensuadas en los diferentes ejes políticos que cristalizan en una agenda de movilizaciones conjunta que concentra todas las luchas en el 28 de mayo, en una “gran movilización europea”.
“El mantenimiento de este modelo económico depende de un constante y creciente saqueo y nuestra respuesta debe pasar necesariamente por la apertura de procesos constituyentes nacionales y europeos”, continúa el texto. En este sentido, exponen que la Conferencia de Madrid ha sido “un paso adelante en la unión de diferentes movimientos y en la elaboración de propuestas para luchar por la democracia en Europa”.
Por último, invitan a “leer, difundir y debatir” las conclusiones de los diferentes ejes abordados y a ser tratados en otras conferencias que se organizan en torno a Europa. “Los pueblos europeos saben cómo rebelarse contra la tiranía”, termina la declaración


Fuente: arainfo.org


No hay comentarios:

Publicar un comentario