Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

viernes, 27 de mayo de 2016

La Policía investigó inversiones en República Dominicana del dueño de la sanidad privada canaria 

 Las pesquisas se produjeron dentro del caso Las Teresitas, cuyo principal acusado es Miguel Zerolo, exsenador y exalcalde de Santa Cruz de Tenerife

En el sumario se recoge que el exconcejal de Urbanismo de Santa Cruz de Tenerife Manuel Parejo y Pedro Cobiella pudieron haber creado una empresa de acuicultura con el fin de desviar fondos al exterior

 Entrada de Hospiten Rambla.

No es la primera vez que el principal empresario de la sanidad privada en Canarias, Pedro Cobiella, propietario de Hospiten, se ve involucrado en sospechosas inversiones en el extranjero. En el año 2011, a raíz de las investigaciones llevadas a cabo dentro del caso Las Teresitas, cuyo principal acusado es Miguel Zerolo (CC), exsenador y exalcalde de Santa Cruz de Tenerife, trascendió que la Policía Judicial había detectado conexiones entre Hospiten y Acuigigantes Dominicana SL. Esta última es una entidad dedicada al sector de la piscifactorías radicada en Santo Domingo y en la que se
habría contado con la participación del exconcejal de Urbanismo de Santa Cruz de Tenerife Manuel Parejo para quien la Fiscalía Anticorrupción solicita ocho años de cárcel dentro de esta trama. Precisamente, el exedil es médico de profesión y trabaja para una clínica privada, el Hospital Parque, que tiene un convenio de colaboración con Hospiten.
La apertura del sumario en aquel momento sacó a la luz que la Policía había detectado salidas de un millón de euros y entradas de alrededor de 250.000 entre 2001 y 2005 por parte de Acuigigantes. “El informe realizado por la Policía judicial sobre la actividad económica del exconcejal de Urbanismo de Santa Cruz de Tenerife Manuel Parejo determina que junto con Pedro Cobiella, presidente de Hospiten, eran propietarios de la empresas Acuigigantes Dominicana SL, dedicada a las actividades de piscicultura y acuicultura en este país”, se relataba en el sumario.
Los policías determinaron que se utilizó a la mercantil Hospiten República Dominicana, “para que Parejo ocultase o desviase dinero que podría haber obtenido por su participación en los hechos investigados”. En referencia a la compra del frente de la playa de Las Teresitas en 2001 por parte del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, por una cantidad que según las investigaciones era muy superior a su valor real. A partir de aquí se plantearon indicios de tráfico de influencia y enriquecimiento ilícito con la participación de varios concejales, entre ellos Parejo.
“ La Policía detectó numerosas salidas y entradas de divisas hacia o desde la República Dominicana, Estados Unidos y Francia. En concreto, entre los años 2001 y 2005 salió casi un millón de euros y entraron alrededor de 250.000”, se indicó en el sumario. Según la Policía esos valores llevan el nombre de “invisibles” en referencia a los bienes intangibles que no son mercancías, pero que lo curioso es que es mayor el volumen que se mueve por el primer concepto que por el segundo.
Aunque posteriormente se rechazó la comisión de un delito de cohecho, lo cierto es que la Policía tuvo pocas dudas al señalar que el flujo de bienes invisibles que se cuantifica en este período es de 1,4 millones de euros igual al capital social, lo que para la Policía puede implicar que se llevó a cabo una salida de fondos hacia el exterior. “Extremo que se demostraría si se tiene en cuenta que la actividad comercial de la empresa no se corresponde con la declarada a Hacienda”, apunta el informe policial.
“Todos los datos señalados nos indican que Manuel Parejo y su entorno, concretamente su hijo, pudieran estar utilizando esta vía para establecer un flujo de entrada y salida de dinero de España, que podría tener un origen desconocido y que al entrar en el flujo comercial de esta empresa se propiciaría su afloramiento y se ocultaría el verdadero propietario de dicho dinero”, se indica en la investigación.
“La empresa además siempre declaró pérdidas y que no contaba con ingresos de ningún tipo. También se resalta que pese a que se creó con un capital de 400.000 euros, unos 70 millones de pesetas, apenas dos años más tarde a través de sucesivas ampliaciones de capital, los fondos ascendían ya a 1,5 millones de euros”.
“Por ello podríamos estar ante una empresa que se hubiera creado para una doble función: una de ellas sería la actividad comercial que al principio parece tener y por otro lado, para a través de diversas ampliaciones de capital, desviar fondos al exterior. Esta doble función queda refrendada con las adquisiciones de material destinado a la actividad para la que se constituyó esto es la acuicultura, dándole así apariencia de funcionamiento normal".
"Sin embargo, quedaría bajo sospecha en estas ampliaciones de capital los ingresos en cantidades fraccionadas que podrían tener apariencia de ingresos comerciales, pero que no es así puesto que en España no tienen actividad comercial”, se indica en el informe policial. Asimismo, para los investigadores llaman la atención dos hechos: la vinculación de Cobiella con la acuicultura y piscicultura, “que se sale de su perfil profesional” y por otro que una empresa dedicada a esta actividad tenga su sede social en un recinto hospitalario.
Durante su declaración ante la juez, Carla Bellini y la fiscal Anticorrupción, María Farnés, que en aquel momento instruían el sumario, el exconcejal Manuel Parejo negó de forma rotunda tener ningún tipo de vinculación con esta empresa. En República Dominicana Hospiten es propietaria y administradora de los hospitales Hospiten Bávaro, en la carretera Higüey-Punta Cana, y el Hospiten del Distrito Nacional, ubicado en la esquina de las avenidas Alma Máter y Simón Bolívar. Además de España y Dominicana, Hospiten tiene hospitales en México y en Jamaica.
En cuanto a Acuigigantes Dominicana, S.L., tiene su ubicación local en la avenida Winston Churchill esquina José Amado Soler, en la Plaza Fernández. En su portal la empresa se describe como una compañía dedicada a la acuicultura en “cualquiera de sus formas o clases, así como la agricultura y la ganadería, el aprovechamiento de todo tipo de animales, especialmente marinos o fluviales y las actividades de transformación de los productos”.
Desde la aparición del nombre de Cobiella en los papeles de Panamá, hace dos semanas, ni el empresario ni el gabinete de Prensa del grupo Hospiten han querido hacer manifestaciones a este periódico, para recabar su versión de los hechos.

Fuente:  eldiario.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario