viernes, 26 de agosto de 2016

Un estudio amplía los peligros de la diabetes

 Ratifica que eleva el riesgo de cáncer, ictus o enfermedades hepáticas

 La diabetes afecta a 382 millones de personas en todo el mundo. - SERVICIO ESPECIAL

Las personas con diabetes triplican el riesgo de fallecer por enfermedades hepáticas, renales y por cardiopatía isquémica y duplican el de padecer ictus y cáncer en el hígado o el colon-recto, según un estudio coordinado por investigadores del Instituto Hospital del Mar de Barcelona (IMIM), en el que ha participado un equipo zaragozano. Es la primera vez en España que se describe este hallazgo con una cohorte tan extensa ya que ha contado con colaboradores de Barcelona, Girona, Murcia, Palma de Mallorca, Pamplona, Reus, Sevilla, y Talavera de la Reina.
El estudio, que publica la revista Diabetes Care, ha descrito por primera vez en España que la
diabetes no sólo aumenta el riesgo de fallecer por causas cardiovasculares, como el infarto de miocardio, ictus o insuficiencia cardíaca, sino que incrementa también el riesgo de muerte por neoplasias, infecciones, enfermedad pulmonar obstructiva crónica y enfermedades con afectación hepática y renal.
La diabetes mellitus es un problema de salud pública a nivel mundial que actualmente afecta a 382 millones de personas en todo el mundo, según la investigadora del Grupo de Investigación en Epidemiología y Genética cardiovascular y coordinadora del estudio, Maria Grau. Estudios previos habían señalado una diferencia media de seis años en la esperanza de vida entre la población con y sin diabetes. Además, patologías como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, las infecciones, la insuficiencia cardíaca y el cáncer de pulmón, suponían un aumento de más del 50 % del riesgo en población diabética, según la investigadora.
Para llevar a cabo este estudio, al que llamaron FRESCO (Función de Riesgo Española de acontecimientos Coronarios y Otros), se analizaron 56.000 participantes sin enfermedad cardiovascular previa, de 35 a 79 años de edad, de los cuales 8.600 eran diabéticos.
"Es necesario buscar estrategias que permitan un descenso de la mortalidad en la población diabética como actividades de promoción de una dieta saludable, la realización de actividad física, el cribado de enfermedades o el control intensivo de la enfermedad en los factores de riesgo cardiovascular", explicó Grau. También abre la vía a buscar mejoras de los sistemas de salud, así como establecer políticas de prevención.

Fuente:  elperiodicodearagon.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario