Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

martes, 19 de septiembre de 2017

CARTA DE UN PACIENTE SORDO

 

Ante la denuncia recibida por Marea Blanca de un usuario con discapacidad auditiva que permaneció 9 horas en el servicio de urgencias del H.U.Miguel Servet antes de ser atendido, por no poder escuchar su nombre a través de la megafonía, Marea Blanca ha constatado la necesidad de de que se establezca un protocolo de actuación, que facilite la accesibilidad a los centros pertenecientes a la sanidad publica aragonesa, de los ciudadanos que padezcan este tipo de discapacidad; Por lo que hemos solicitado a la Consejería de sanidad que establezca y ponga en marcha lo antes posible un protocolo de actuación para los distintos centros y servicios sanitarios de toda la Comunidad Autónoma, que de respuesta a estos usuarios sin que se vean penalizados por sus carencias auditivas. 

Carta remitida por el paciente a Marea Blanca Aragón

 PACIENTE SORDO DE ZARAGOZA PIDE HOSPITALES ADAPTADOS TRAS PASAR 9 HORAS EN URGENCIAS


A la atención de MAREA BLANCA  DE ZARAGOZA.


J. J. E. A. de 71 años de edad manifiesta :

-Que he leído el recorte de prensa  donde se lee que un paciente sordo pide hospitales adaptados tras pasar casi siete horas en urgencias sin oír la llamada.en Almería. Ver el documento que se adjunta. Con la presente intento solicitar lo mismo en Zaragoza. En mi caso han sido 9 horas y varios minutos.


-Que el pasado 27-06-2017, me desplacé a Urgencias del Miguel Servet que es el que me corresponde
 
-Pues bien, tras pasar por la oficina de identificación y trial, entré en la sala grande de espera en Urgencias  y tras comprobar donde estaba el mostrador de las enfermeras, me senté en una silla justamente frente a ellas.

Allí observé por parte de dichas enfermeras una actividad superior al 100% - 10 puntos- y además con una entrega y celo en su labor encomiable.

Me siento orgulloso de tener una Sanidad en Urgencias así. Lo digo muy sinceramente.

Yo observaba y pasaban las horas. Al cabo de unas 4 horas me acerqué al mostrador preguntando... ¿Me falta mucho ya para que me atiendan?. Y me respondieron que no tras mirar ( o haciendo mirar el ordenador ), y decirme que ya me faltaba poco. Al cabo de unas 7 horas de nuevo la misma pregunta y hechos.

Finalmente al cabo de 8 horas y media viene hacia mi la que aparentaba ser la que controlaba el ordenador y me dice ...¿me enseña su tarjeta? Le muestro la tarjeta, mira en el ordenador y me dice..."Señor, el ordenador ha borrado su cita ya". Y le pregunto...¿y ahora que hago?. Me responde que debo de iniciar de nuevo todo el proceso.

Voy de nuevo al mostrador de la Oficina de Identificación y el Sr. que había, con una educación exquisita intenta solucionar el problema tras manifestarle yo que era sordo. Al cabo de dos minutos trasteando con el ordenador, se acercó una señora que parecía ser la Encargada , habla con el señor y finalmente me dice la señora..."Sígame por favor". La sigo y me lleva al mostrador en el que yo estaba. Habla con algunas señoritas, se me acerca una de ella y me dice...Tan pronto podamos le atenderemos señor.

Yo le repliqué entonces que no comprendía como me decía que estaba cerca para consulta cuando le preguntaba. Su respuesta fue que hay mucho estrés - y es cierto, yo lo pude comprobar-
A los dos minutos como máximo fui atendido de forma perfecta, pero discrepando de lo contenido y referido a la sordera al llegar a casa y leer el informe.

Vi como unas veces se llama a los pacientes por megafonía y otras veces pasa un celador mencionando el nombre de la persona a la que se pretende buscar. Ese día el celador que pasaba mencionado nombres tenía un timbre de voz muy bajo, muy bajo.

Entiendo que el diagnóstico de fuga - del que se me acusa -, a pesar de estar hecho con buena voluntad no es correcto, pues además de haberme fugado, podía estar dormido o ser sordo como es mi caso.


Agradecido con antelación aprovecho la ocasión para saludarles muy atentamente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario