Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

sábado, 10 de enero de 2015

Diferencias entre la DGA y Acciona por el modificado rompen el contrato del nuevo hospital de Teruel

El Gobierno de Aragón asegura que la compañía ha rescindido el acuerdo de forma unilateral 

 
El nuevo hospital de Teruel se enfrenta a un nuevo revés que va a suponer otro aplazamiento del inicio de las obras

El nuevo hospital de Teruel se enfrenta a un nuevo revés que va a suponer otro aplazamiento del inicio de las obras. Las divergencias entre el Gobierno de Aragón y la empresa adjudicataria, Acciona Infraestructuras, sobre el modificado del proyecto han supuesto la ruptura del contrato. Así lo
confirmó ayer la DGA, que asegura que la decisión la ha tomado unilateralmente Acciona. Sin embargo, la constructora negó que haya renunciado definitivamente a hacer la obra.
Este modificado, que se ha realizado para incorporar medidas de protección antisísmicas debido a las características del terreno de El Planizar, fue redactado por el estudio de arquitectura Pinearq. Según indicó el Salud, el documento fue entregado a Acciona en el mes de octubre y la empresa mostró su disconformidad entonces.
El 3 de octubre la constructora remitió una carta al Salud en la que señalaba que resolverían el contrato si se mantenían esas condiciones y el día 22 del mismo mes mandó otra misiva en la que alegaban que se había superado el plazo para comenzar las obras que se marcaba en el contrato que firmó en 2012 y que pedirían la indemnización de un 2% del presupuesto de licitación, que supone 1,2 millones de euros.
Sin embargo, fuentes de Acciona señalaron que la empresa no ha dado en ningún momento por roto el contrato para la construcción del hospital, sino que se mantenían a la espera de que el Salud les citara para negociar un acuerdo sobre el proyecto modificado.
Aseguraron que en el escrito enviado el pasado mes de octubre advertían de que la compañía podría solicitar la resolución del contrato y reclamar una indemnización por la demora en el inicio de la obra, con el objetivo de que el Gobierno de Aragón les remitiera el proyecto modificado. Según argumentaron estas fuentes, la documentación remitida hasta esa fecha era incompleta e inasumible por parte de la empresa.

Los contactos

Desde la Administración sanitaria se indicó que, pesar de estas cartas, ha estado abierta a la negociación y que se han mantenido varias reuniones con diferentes directivos de la empresa pero sin resultados.
La última reunión tuvo lugar el pasado 17 de diciembre y, tras la Navidad, se han mantenido más contactos entre las partes en los que no se han acercado posturas.
"Hemos negociado hasta el último minuto para llegar a un acuerdo", aseguraron fuentes del Gobierno de Aragón que afirmaron que la compañía "se ha cerrado en banda" y que no ha logrado desbloquear la situación porque las pretensiones de Acciona eran "imposibles" de aceptar porque estaban "fuera de la ley".
En este sentido, desde el Ejecutivo se recordó que sus dos máximas son "la transparencia y la legalidad".
El Gobierno de Aragón expresó su "decepción" y "sorpresa" porque durante meses Acciona se había mostrado dispuesta a ejecutar la obra y, sin embargo, no se ha logrado llegar a un acuerdo que hiciera posible la tan esperada colocación de la primera piedra de este hospital de un proyecto para el que hay presupuestados 23 millones de euros para este 2015 y que fue adjudicado por 62,2 millones a Acciona a lo que habría que sumar el importe del modificado.

Indemnización

Las cartas de Acciona con la petición de la indemnización están ahora en manos de los servicios jurídicos del Gobierno de Aragó,n que estudiarán si hay que pagar el dinero que reclama la constructora.
Desde el departamento de Sanidad se aseguró que se quiere realizar este hospital para los turolenses y que se van a tomar las medidas necesarias para que sea así y con la menor demora posible.
 
Fuente: diariodeteruel.es

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario